¿Qué hace exitosa a una app?

Una app, del acrónimo en inglés “application”- “aplicación” constituye un programa informático ligero (pequeño en tamaño), descargable que permite reproducir y desenvolver determinadas funciones, y, por lo general, están diseñados para uso en equipos móviles como celulares y tabletas.

Las más avanzadas se encuentran integradas a procesos complejos dentro de las organizaciones, tales como las de banca electrónica, las de e-commerce, entre otras.

¿Qué hace eficiente a una app?

Dentro de la evolución en la industria tecnológica, el desarrollo de apps siempre ha marcado tendencia en diseño, desarrollo, e incluso en hábitos de consumo.

El común denominador de una aplicación óptima y funcional se generaliza en 5 breves características:

1.- Está estructurada para un dispositivo específico.

Quiere decir que otorga practicidad y funcionamiento para los usuarios a los que está dirigida, enfocándose en las funcionalidades que ellos necesitan de acuerdo al dispositivo que más utilizan para interactuar con la app.

2.- Es simple.

No es viable que prometa o esté configurada para llevar a cabo demasiadas funciones a la vez. Si al segundo o tercer clic no obtiene lo que necesita, la probabilidad de que abandone es alta.

3.- Aprovecha al máximo los sensores del dispositivo.

La idea es mantener al usuario cautivo, que le sea fácil de usar de manera constante y que la información obtenida de la interacción nos ayude a mejorar su experiencia. No sólo dentro de la app, sino también a nivel de marca y flujos de negocio.

4.- La app necesita ser segura.

Es importante brindar confianza al usuario protegiendo su información, transacciones o cualquier otra interacción que realice con la aplicación. Esto se consigue con las mejores prácticas de desarrollo y asegurándose de cumplir con las regulaciones vigentes en la industria y las requeridas por las tiendas de aplicaciones.

5.- Necesita estar en continua evolución.

En la era digital, lo que no se adapta a las tendencias desaparece o es sustituido.

Conforme los equipos móviles evolucionan y los sistemas operativos incrementan sus capacidades, los usuarios exigen más eficiencia, practicidad, velocidad y seguridad en las aplicaciones que utilizan.

En general, la escala con la que se mide el éxito de una aplicación se obtiene a partir de un análisis de rentabilidad que toma en cuenta los siguientes aspectos:

  • Utilidad de la aplicación para el usuario
  • Nivel de satisfacción de necesidades o intereses
  • Impacto en los hábitos y consumo del usuario

Las apps en los negocios digitales

La competencia existente en el mercado de aplicaciones y su demanda ha crecido significativamente en los últimos años.

De acuerdo con Domingo Sabido, encargado del área de desarrollo de Novandi, esto se debe a que una gran mayoría de los servicios digitales están acompañados, hoy en día, de su respectivo desarrollo móvil.

No basta con tener presencia en el mercado, mucho menos cuando la inversión es un factor decisivo en el desarrollo.

Domingo nos comenta:

 Resulta imperativo el uso de patrones de diseño y arquitecturas que garanticen la mantenibilidad, robustez y escalabilidad del software y en el caso de los desarrollos móviles, los cuales son proyectos que son sumamente cambiantes en su tiempo de vida, no puede ser un tema a escatimar.

El uso de tecnologías móviles se perfila a ser un bastión de los negocios digitales, por lo que, de acuerdo con nuestro experto, no es un aspecto que las organizaciones puedan ignorar.

Cada vez es menos común recurrir a programas de escritorio, ya que la mayoría de los usuarios permanecen el mayor tiempo en sus dispositivos móviles.

El valor de la capacitación en el desarrollo de apps

De acuerdo con Sabido:

Un desarrollador capacitado que cuenta con herramientas y conocimientos para generar productos mantenibles, escalables y robustos, es garantía de productos de calidad, […] no sólo permite tener un producto funcional y evolutivo, sino que también genera estatus y presencia que puede significar la inclusión de más usuarios.

Ante este contexto, es fundamental buscar especialistas certificados, los cuales podrán garantizar el desarrollo de aplicaciones que cumplan con las características anteriormente mencionadas para hacerla exitosa, y que además aporten competencia y modernidad a la organización.

Sin embargo, todo esto debe basarse en la visión de negocio o los objetivos que se planteen. Sin ellos, el desarrollo más innovador y complejo no tiene un fundamento y no podrá contribuir al cumplimiento de metas de manera eficiente.

_____________________________________________________

¿Quieres saber más sobre las certificaciones para desarrolladores de apps? Haz clic aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Comment

Name

Email

Url